miércoles, 22 de marzo de 2017

Reseña: El Palacio de Petko.

Queridos seguidores, hoy os traigo un libro de ciencia ficción-distópico juvenil, que nos plantea una sociedad futurista controlada por el Sistema KB, un sistema informático necesario para la población que ha sobrevivido a la crisis energética acaecida en el planeta. Como veis, no es un planteamiento tan descabellado, ¿verdad? Lorenzo Silva es ya un autor conocido por muchos y Noemí Trujillo, poeta y editora, es la segunda vez que se embarca con él en un proyecto a cuatro manos para público joven. HarperCollins (aquí) lo ha editado en España, creando muchas expectativas en torno a este libro. Y ahora nos preguntamos, ¿las ha cumplido? 



¿Por qué decidí leer El Palacio de Petko? Me gustan mucho las distopías y la ciencia ficción. Además, nunca antes había leído nada sobre Lorenzo Silva, y en general es un autor que me han recomendado bastante. Por tanto, se han juntado los ‹‹bits›› y las realidades virtuales que promete este mundo, con las expectativas de descubrir a un buen escritor. Vamos allá.

¿Cómo es la lectura de El Palacio de Petko? El libro empieza realmente bien. Corre el año 2215 y la Tierra está hecha un estropicio, como es de suponer. La atmósfera es irrespirable, y sólo gracias a la tecnología se ha conseguido crear una sociedad justa donde cada individuo es protegido y abastecido con todo lo que necesita. Los únicos seres vivos sobre el planeta son los humanos, habiendo muerto el resto de compañeros procedentes del mundo vegetal y animal. Con todas las necesidades básicas resueltas, y con las facilidades necesarias para desarrollar una carrera profesional, los habitantes del mundo se dedican a realizar viajes virtuales simulados al pasado o al futuro a través de sus avatares. Pero ahora tres de ellos han desaparecido, y como también era de esperar, empezaremos a descubrir que no es oro todo lo que reluce.

Debo dar la enhorabuena por los elementos que han elegido para ambientar esta novela. Partimos de una sociedad aparentemente igualitaria, que nos recuerda un poco al modelo comunista, y a un modelo utópico que pronto desestimaremos dado el alto control tecnológico al que por ende, se ven sometidos los habitantes de Petko. La tecnología excesiva y el control de las mentes convierten pues este libro en una distopía futurista. Todo él nos quiere hacer reflexionar sobre las consecuencias de nuestros actos, y sobre el imperecedero deseo de poder. He visto en muchas ocasiones la mano poeta de Noemí reflejada sobre ciertos párrafos para apelar a la metacognición humana, al pensar sobre lo que pensamos, a la liberación de nuestras cadenas mentales. ‹‹Venceréis pero no convenceréis››, gritó Unamuno. En Petko también hay voces que se lo gritan a nuestros protagonistas.

Nuestros protagonistas son tres jóvenes que irán relatando su punto de vista en capítulos intercalados. Me gusta también la simbiosis que se ha creado entre ellos. Ahti-Anne acaba de ser nombrada Guardiana de Petko, el primer logro que consigue tras una desastrosa vida al cuidado de su madre esquizofrénica y sufriendo el vacío abandono de su padre. Cavey es programador del Sistema KB, y sobrino-nieto del creador del mundo de Petko, por lo que les debe lealtad. Sylvia es lectora, un mal entre los habitantes de Petko. Además, es afín a la Resistencia y sufre un síndrome por el cual desea fugarse continuamente de Petko, aunque sea a través del suicidio. Los autores han querido jugar con personajes muy dispares, supongo que con la intención de mostrarnos su evolución. Sus puntos de partida son magníficos, pero no así el desarrollo ni la trama que los va dirigiendo.



El argumento es bastante pobre, y como he leído en alguna que otra reseña, parece un borrador más que una novela terminada. Tiene todos los elementos para deleitar al lector, pero no se han hilado de manera adecuada. El romance es muy básico, la historia tiene demasiadas sorpresas a la vez y ocurre, en algunas ocasiones, de forma apresurada. Las muertes no tienen el dramatismo que deberían. Y quedan muchas cosas en el aire, cosas en las que hubiese estado bien profundizar. 

Por tanto, no podría aprobar este libro en cuanto a trama, dada la simpleza que desprenden sus páginas. Pero tiene algo que merece la pena, y quizás es toda la ambientación y planteamiento inicial. También es ese grito quejumbroso en defensa del planeta o los guiños que los autores hacen hacia la importancia de la lectura, y cómo esta es capaz de hacernos libres. Las breves conversaciones filosóficas y los capítulos cortos. O los escenarios y situaciones ingeniosas, como un avatar que es atacado por bits cuando intenta personarse en el presente (en concreto, nuestro querido Palacio de Cristal madrileño). Pero la pobreza de la historia hace que se quede en un "quise pero no pude". Espero que si realizan una continuación, mejoren y sepan mantener los puntos fuertes de la obra.



¿Volvería a leer algo de los autores? La verdad es que no me llama la atención la otra novela que tienen conjuntamente los autores: Suad. Y tampoco he encontrado otro título interesante de Lorenzo Silva por el momento. Así que voy a esperar a la continuación de El Palacio de Petko para seguir leyendo algo de ellos dos. 


Otras reseñas de HarperCollins:




¿Quién de por aquí ha leído El Palacio de Petko?
¡Levanten la mano!

viernes, 17 de marzo de 2017

¡Lunitas lectoras!

¡Hola, mis queridos seguidores! ¿Qué tal lleváis la resaca post #LaBellaylaBestia? Seguro que muchos ya habéis visto esta maravillosa película mientras yo tengo que aguantarme un poquito las ganas, así que mientras llega el momento, os dejo las lecturas que he organizado dentro del club 'Las Lunas del Reino' (aquí). ¡Espero que os animéis muchos de vosotros!


👉 Sueño de Cristal: Sinopsis.

👉 Los Secretos de un Recuerdo: Sinopsis.

¡Importante! Ambas obras serán cedidas gratuitamente por las autoras/No es necesario tener un blog/ Tu compromiso con la lectura conjunta finalizará cuando hayas dejado tu valoración en Amazon y/o Goodreads/ Comienza el 21 de marzo y termina el 3 de abril.

Requisitos:
  • Sigue mi blog (aquí) y mi Twitter (aquí).
  • Comparte esta entrada en cualquier red social.
  • Llévate el banner de la lectura conjunta que elijas.
  • Manda un correo a evafrairo@gmail.com que incluya:
    • Tu nombre, dirección del blog y usuario de Twitter.
    • Lectura conjunta a la que te apuntas.
    • Y cualquier duda que tengas, por supuesto.



Hastag de la lectura conjunta:

#LCSueñodeCristal
#LCSecretosdeunRecuerdo
#LCReinaLectora



martes, 14 de marzo de 2017

Érase una vez... ¡animales!

Hola mis queridos ‹‹baby›› reyes y ‹‹baby›› reinas. Decidme algo: ¿os interesa esta sección? Como sabéis, es una sección nueva que pretende abordar la literatura infantil, aun sabiendo que no es el género más leído entre los lectores adultos. Y hoy me gustaría conocer vuestra opinión 😏


Mientras tanto, aquí os traigo un ‹‹longform›› con dos nuevas joyas literarias de una editorial que se ha convertido en un referente para mí: Boolino Books (aquí). Ambos son libros cortos, ilustrados y con historias sencillas pero llenas de enseñanzas. ¿Me acompañáis?



He decidido reseñar estos dos libros juntos porque ambos abogan por el mismo valor y además, utilizan el mismo recurso. Sus argumentos nos hablan sobre la amistad y la igualdad, y para ello han usado personajes procedentes del mundo animal. El uso de animales como protagonistas tiene ya una larga tradición en la literatura infantil y el principio de identificación parece funcionar incluso mejor que con personajes humanos. 

Las Aventuras de Lester y Bob es un libro recomendado a partir de 6 años que nos presentan las andanzas de dos amigos muy diferentes no sólo en cuanto a características físicas (pato y ¡oso! - un simpático animal en el imaginario de los niños-), sino también en las características psicológicas (extrovertido/introvertido). ¿Qué es lo más característico de esta historia? ¿Qué podemos extraer de ella para el fomento de la lectura en niños y niñas? 


En primer lugar, el libro está estructurado en seis anécdotas cortas (alrededor de siete caras) que viven nuestros protagonistas. Se intercala una cara de texto sobre fondo blando y tipografía fácilmente legible, con otra que alberga una sencilla ilustración de llamativos colores. Esto me parece un acierto para captar la atención de los primeros lectores, evitando la fatiga y frustración que podría suscitar otro tipo de cuento con un aprovechamiento del espacio más asfixiante. De esta manera, el contenido es claro y el lector sabe hacia dónde dirigir su atención: las letras



En segundo lugar, dentro de las anécdotas se intercalan páginas con un texto de mayor longitud y otras, con textos de menor extensión. Retomo la importancia de no fatigar a los lectores cuando se enfrentan con sus primeras lecturas, por lo que equilibrar la narración de esta manera me ha parecido muy inteligente. Cuando el lector llega a una página que sólo tiene dos líneas de texto, estará más motivado para enfrentarse a la siguiente que contenga una cantidad mayor.

En tercer lugar, cada historia/anécdota/aventura está llena de humor. Este es un buen método para conectar con los peques y un buen recurso para desarrollar la capacidad de abstracción de los niños y niñas. Para entender una broma se necesita cierta teoría de la mente por parte de los pequeños lectores, es decir, se necesita que ellos hagan inferencias sobre los comportamientos de los personajes. La metacognición es muy importante en el desarrollo cognitivo, así pues, yo siempre apoyaré los libros que hagan trabajar un poco al lector en este sentido. 


Por último, los personajes han adquirido atributos muy diferentes entre sí para enseñar al lector que no todos somos iguales y aun así, podemos llegar a complementarnos. Cuando Lester era muy atrevido y "se pasaba de listo", Bob salía en su ayuda aunque fuese un personaje más tímido y reservado. Y como ya dije, el uso de animales humanizados parece seguir siendo muy apreciado en la literatura infantil.  

Un Amigo como Tú (recomendado a partir de 4 años) también nos habla de la amistad sin prejuicios, pero en este caso, se fraguará a lo largo de las páginas. Nuestra ardilla y nuestro parajito no se conocen absolutamente de nada y además son muy diferentes entre sí. Un día se encuentran y Ardilla quiere compartir sus bellotas con Pájaro, pero éste le comunica que sólo come gusano. ¿Qué ocurre entonces? ¿Qué nos quieren enseñar?


En primer lugar, este cuento nos traslada a aquellos que leíamos cuando éramos pequeño (¿recordáis las ediciones de Susaeta?). Ahora hay más diversidad de estilos en la literatura infantil, pero antes prevalecían los cuentos con ilustraciones muy elaboradas y detallistas, llenas de colores, que acogían pequeños textos en alguna esquina de la página. Lo primero que entraba por los ojos era el dibujo. Y esto quizás sea lo mejor para niños más pequeños. Al igual que recomiendo Las Aventuras de Lester y Bob para que se adquiera el hábito lector, recomiendo Un Amigo como Tú para los súper peques que empiezan a coquetear con el acto de leer. Ellos necesitan más elementos visuales y menos grafía, eso es obvio. 

Este libro parte de esta base, pero ha redistribuido muy bien los elementos para imponer cierto orden gráfico. Es cierto que la ilustración destaca sobre el texto, sin embargo, los colores son más cálidos y tranquilos, y los párrafos se adaptan al entorno visual dentro de un pequeño espacio en blanco. La composición es armoniosa.


Por otro lado, la estructura narrativa se repite a lo largo de las páginas. Ardilla siempre plantea la misma pregunta a Pájaro. Pájaro siempre rechaza apenado la propuesta. Ardilla le anima a probar cosas nuevas. Pájaro acepta y se siente feliz al ver que él también puede compartir las aficiones de su amigo. En algún momento se invierten los papeles, pero el texto se repite como un mismo estribillo dentro de una canción. Este punto es muy interesante en cuanto a comprensión lectora. Cuando leemos, manejamos la información en nuestra ‹‹working memory›› y desde allí, vamos hilando las ideas gracias a un proceso de retención y conexión. Si facilitamos a los primeros lectores el proceso de retención, podrán poner en marcha de manera más desahogada el proceso de conexión. Y así poco a poco, irán consiguiendo un completo control de ambos. 


Por supuesto, la historia nos regala una bonita moraleja: da igual lo diferente que seamos entre sí, siempre hay algo que podríamos compartir juntos. Y voy más allá. Creo que este libro no sólo nos habla de la unión entre personas diferentes, sino que también nos enseña asertividad (respetar nuestras necesidades, realizar sugerencias de forma honesta, saber aceptar propuestas que nos sienten bien) y procesos de negociación. Es un libro que podría trabajar muchos temas diferentes.

¿Qué os han parecido estas dos recomendaciones de hoy?
¿Os gusta mi sección 'Baby Reina'?
¡Nos leemos en los comentarios!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...